Configura tu cámara para la fotografía de calle

Este pequeño artículo versará sobre las configuración que yo utilizo para mis sesiones de fotografía de calle y no pretende ser la única ni la mejor ya que con el tiempo y el trabajo continuo cada persona va encontrando su propio método. Lo único que se pretende es que sirva de guía a las personas que se están iniciando en esta disciplina.

foto1_fotografia de calle

Primeros trabajos de fotografía de calle

Todavía recuerdo mis primeras salidas fotográficas para realizar mi primer reportaje de fotografía de calle serio bajo el tutelado de uno de mis maestros Fernando Herráez (Director PiC.A de Alcobendas). Él me aconsejaba poner toda la configuración en manual (enfoque, exposición, etc.) para tener que forzarme a entender la cámara y que ésta al final fuese una extensión de mi propio cuerpo; con la intención de centrarnos en el mensaje o el contenido de la imagen que es lo verdaderamente importante.

Obturación

. Lo cierto que a mí me costaba mucho adaptarme a medir constantemente –ahora lo llevo bastante mejor– y adaptarme en pocos segundos a una nueva situación de luz sin tener problemas y ,por eso, en muchas ocasiones utilizaba la prioridad a la apertura obturando a 1/125, 1/250 o 1/500 dependiendo del movimiento de la escena para poder congelar los elementos de la escena.

Cuando el sujeto está controlado o es estático y hay poca luz no tengo problemas en bajar la velocidad de obturación o subir la sensibilidad con tal de tener la foto deseada.

foto2_fotografia de calle

Sensibilidad

. A mí por lo general no me gusta mucho el ruido electrónico para mi trabajo por lo que intento evitarlo lo máximo posible. Establezco siempre la sensibilidad al mínimo disponible; salvo contadas excepciones. Ahora las cámaras tienen la capacidad de disparar con ISOs altas sin la presencia de ruido y eso es muy de agradecer sobre todo en escenas nocturnas.

Si estás empezando y no tienes claro la elección de ISO y quieres que se respete tu elección de exposición puedes poner la ISO en auto –sobre todo en cámaras actuales con altas sensibilidades — te darán más libertad.

Apertura diafragma

. No tengo una preferencia clara en este sentido, suelo utilizar diafragmas de F5.6 o F8 pero esto dependerá de la escena y el trabajo que esté desarrollando. Parece ser que la mejor calidad del objetivo se obtiene a dos diafragmas por encima de la apertura mayor, o sea, si la apertura máxima es un F4 la mejor calidad se obtendría en un F8.

Para empezar en esta disciplina se aconseja utilizar angulares con diafragmas más cerrados ya que tendríamos más profundidad de campo y por tanto más posibilidades de salir enfocada la escena.

foto3_fotografia de calle

Enfoque

. Yo casi siempre enfoco de forma manual. Mi forma de trabajar es muy sencilla: intuyo la distancia del sujeto principal que quiero que esté enfocado, muevo la anilla del enfoque del objetivo para ajustar la distancia y hago la fotografía. Esta es una técnica que no es fácil y que con el tiempo he ido mejorando y ,sobre todo, siendo más rápido en el enfoque. Por supuesto si es una escena estática y tengo más tiempo de preparación enfoco a mano sin pre-enfocar. Tendrás menos problemas de enfoque con esta técnica si utilizas gran angulares para que la zona de enfoque sea mayor.

Estos son unos pequeñas pinceladas de mi forma de trabajar y no es algo fijo ya que va cambiando con el tiempo adaptándose a los nuevos escenarios y aprovechando los innovaciones técnicas. No obstante, espero que al menos haya sido útil para todas aquellas personas que quieran empezar o estén empezando en la street photography o fotografía de calle.

Y recuerda:
The eye should learn to listen before it looks. Robert Frank

foto4_fotografia de calle

Disfrutando del proceso fotográfico.

Fotografía realizada en la Plaza Mayor de Madrid

Esta fue una de mis primeras fotografías seleccionadas para el proyecto final durante un taller que duró varios meses con el maestro Fernando Herráez hace años. Todavía recuerdo cuando teníamos que plantear un proyecto para desarrollar durante el curso y yo le dije que quería hacerlo sobre la ciudad de Madrid. Y él me dijo: Sí vale, muy bien, pero Madrid es muy grande, tienes que centrar tu mensaje, encontrar el hilo conductor de tu proyecto, no puedes dispersarte y no tengas prisa en acabar rápido. Se trata de un proceso de búsqueda continuo que puede durar mucho tiempo; incluso toda la vida. De eso hace ya varios años y todavía tengo en mi mente ese consejo, entre otros muchos que nos dió.

Lo cierto es que a partir de ese trabajo no he podido parar de hacer fotos, intentando buscar ese “nosequé” que tienen las imágenes buenas que te remueven el pensamiento y permanecen en tu cerebro a pesar del tiempo. No tengo prisa, tengo muchos años por delante, el camino puede ser largo y en muchas ocasiones poco agradecido; incluso probablemente no lo consiga, pero eso no me importa, lo más importante es aprender de todo el proceso.

Una visita a la Isla de Alcatraz

Hace poco tuve la oportunidad de ir a San Francisco para realizar mi trabajo “American Dream” y no pude obviar ir a la cárcel donde se había gestado una de las fugas más populares de la historia, Alcatraz. Esta cárcel es muy conocida, entre otros motivos, gracias a la película “La fuga de Alcatraz”, que es una de las historias referentes del subgénero cinematográfico carcelario.

fotografía realizada en la isla de Alcatraz en San Francisco (California), vista de San Francisco desde la cárcel

Alcatraz.Vista de la bahía de San Francisco desde la cárcel. Autor: Javier Vallas

Durante la visita, me sorprendieron mucho las pequeñas celdas donde residían los reos. Hubo un momento donde recordé la película donde Clint Eastwood en el papel de Frank Lee Morris intenta salir por todos los medios de la cárcel. No me extrañó que se jugara la vida para escapar sobre todo después de saber lo que era el agujero: nombre que le daban a unas habitaciones increíblemente pequeñas, húmedas, sin luz, sin ventilación, y el lugar que visitaban constantemente los presos más problemáticos; me pareció increíble que alguien pudiese vivir más de unas horas en esas condiciones.

fotografía realizada en la isla de Alcatraz en San Francisco (California), celda de aislamiento o agujero

Alcatraz.Celda de aislamiento o agujero. Autor: Javier Vallas

Recordad una de las famosas escenas de la película donde él mismo dice: “creo que sé cómo salir de aquí”:

Fragmento de la película “La fuga de Alcatraz”, en Youtube

Durante el recorrido de la visita, disponíamos de una audioguía que te relataba las historias más destacadas que hubo en la prisión, los distintos intentos de fuga, la historia de Al Capone o la de Robert Stroud – “El hombre pájaro”.

fotografía realizada en la isla de Alcatraz en San Francisco (California), Biblioteca

Alcatraz.Biblioteca. Autor: Javier Vallas

Me impresionó mucho el olor a mar que se respiraba en la isla y debió de ser un sufrimiento añadido para los reclusos. Poder oler el mar e incluso verlo (fotografía realizada en la isla de Alcatraz en San Francisco (California), Sala de registro

Alcatraz. Sala de registro. Autor: Javier Vallas

A pesar de las hordas de turistas que había en la isla –propias de este tipo de sitios tan populares– intenté realizar una serie fotográfica recreando la famosa fuga y donde el imaginario cinematográfico estuvo presente en todo momento.

Triptico de fotografía realizadas en la isla de Alcatraz en San Francisco (California) simulando la famosa fuga

Alcatraz.Tríptico, La Fuga de Alcatraz. Autor: Javier Vallas

Relacionado con el autor:

:: Web personal de fotografía de Javier Vallas::
:: Audiovisuales creados por Javier Vallas en Vimeo ::

El mundo de las ideas

Fotografía realizada en Sol en la que aparece un hombre tapado con un cartel que pone: Las ideas
 

Según la Wikipedia, una idea es una imagen que existe o se halla en la mente. La capacidad humana de contemplar ideas está asociada a la capacidad de razonamiento, autorreflexión, la creatividad y la habilidad de adquirir y aplicar el intelecto. Las ideas dan lugar a los conceptos, los cuales son la base de cualquier tipo de conocimiento, tanto científico como filosófico.

A partir de esta definición y después de ver el video de Steven Johnson “Where good ideas come from“, he querido hacer un pequeño resumen sobre el tema:

¿Cómo surgen las buenas ideas?

Cuando hablamos de tener una idea, automáticamente pensamos en el “eureka”, o al hecho de tener una proyección en tu cabeza de repente. Como la manzana que le cayó a Newton y le inspiró para desarrollar la teoría de la gravedad. No obstante, parece que las ideas surgen de otro modo. Tomamos ideas de otras personas que hemos conocido, que nos encontramos en los cafés, en las conversaciones con amigos, los entretejemos todas juntas en nuevas formas y creamos una nueva. Así es como surge la innovación. Las reuniones de personas con diferentes backgrounds, diferentes aptitudes, distintas procedencias y predispuestas a confluencias nuevas, interesantes e impredecibles, resulta ser el caldo de cultivo más propicio a la innovación.

Según Steven Johnson:

Casi todas las ideas surgen de las reuniones semanales o en las reuniones con amigos o compañeros, cuando todos se reúnen para compartir conocimientos y descubrimientos y no realizando su trabajo.

Incubación de las ideas.

Muchas de las grandes ideas han tenido un periodo grande de incubación. Surge una idea, una innovación, pero todavía no se tienen las herramientas adecuadas para desarrollarla. Darwin es un ejemplo de ello. De repente se le ocurre el algoritmo mágico de selección natural, pero publica su descubrimiento mucho tiempo después (se han descubierto apuntes que demuestran que Darwin tenía la idea de selección natural muchos meses antes de que se publicara). Tenía la idea, pero no podía desarrollarlo todavía. No puedes decirle al jefe. “tengo una excelente idea, pero no será útil hasta 2020”.

Entonces, si no puedo desarrollar mi idea por no tener las herramientas adecuadas para hacerlo, ¿qué se puede hacer?.

Ideas colaborativas.

Si todas esas corazonadas se conectan y están en un ambiente adecuado, uno puede desarrollar la mitad de la idea y otro a partir de ésta, desarrollar la otra mitad. Valorando el principio de conexión de ideas y no el principio de protección. Esto implicaría un avance significativo en la ciencia, la medicina o en la política . Estoy seguro que existen multitud de ideas de científicos que no publican ni comparten, hasta que no son capaces de materializarlas. Y eso, como hemos visto, puede significar mucho tiempo: meses o incluso años en ver la luz.

Me imagino una red donde todos los científicos del mundo pudieran interconectar sus ideas y conocimientos a través de redes colaborativas (tipo Wikipedia) e ir compartiendo entre ellos sus últimos descubrimientos e ideas para combatir el Cáncer, Alzheimer, descubrimientos de energías alternativas al petróleo, etc. seguro que se avanzaría mucho más y se tardaría menos en lograr sus objetivos.

Piel de Foto, revista ilustrada de fotografía documental.

Piel de Foto es una revista ilustrada de fotografía documental que empezó distribuyéndose online, pero que ahora es posible también conseguirla en papel -ese soporte que cada vez es menos frecuente, pero que para los que aprecian la buena foto, considero la mejor opción.. -. Ya hemos hablado anteriormente en este blog de la revista y su método de financiación crowdfunding, pero tenía ganas de hablar de sus contenidos y he aprovechado que he recibido el nuevo número en mi casa, para opinar un poco sobre este proyecto.

Aquí podéis ver la versión online:

¿Por qué me gusta esta revista de fotografía documental?


Piel de Foto me gusta por varios motivos. En primer lugar, creo que están dando una oportunidad a jóvenes fotógrafos documentalistas que necesitan un lugar donde poder publicar sus trabajos y darse a conocer. Y teniendo en cuenta la delicada situación que sufre el colectivo y el medio, debido a múltiples factores, me parece una propuesta muy interesante. Lo cierto es que la creciente filosofía actual de muchos periódicos de menospreciar la fotografía y usarla en muchos casos como mero accesorio para rellenar huecos o llegando a usarla en muchos casos con el simple objetivo de mostrar un contenido sensacionalista, es algo que sabemos todos. Eso unido a la idea del “vale todo” y “eso lo puede hacer cualquiera” como ocurre en muchas redacciones, está impidiendo ver contenidos de calidad en el medio escrito. Exceptuando algunos casos, claro.

Acerca de los contenidos

En segundo lugar, creo que la revista tiene contenidos de calidad, se nota una esmerada selección de los trabajos y una cuidada maquetación. La portada de la revista en muchos casos es reveladora y usa un papel bastante bueno. Por tanto, opino que esta revista constituye un respiro para los lectores que estén cansados de tanta imagen superficial o para aquellos que quieran encontrar un contenido fotográfico interesante en los reportajes. En este sentido, no sé de muchas revistas ilustradas en España de fotografía documental interesantes, exceptuando algunos números que ofrecen los semanales de algunos periódicos (si alguien sabe de alguna más, que la recomiende en los comentarios) y por tanto, PIEL de FOTO es una alternativa para los lectores que les guste este tipo de fotografía.

Aquí podéis ver un video presentando la revista los creadores:

En mi opinión y después de ver el nuevo número entero, tengo que decir que hay una fotografía que me ha gustado especialmente. Es la fotografía que abre el reportaje Cursed Skin de Álvaro Laiz.

Cursed Skin by Alvaro Laiz publicada en la revista de fotografia documental PIEL de FOTO
© Fotografía de Álvaro Laiz publicada en la revista PIEL de FOTO.

Deseo una larga vida a esta estupenda idea y espero que se convierta en un referente de este género fotográfico.

::Web Piel de Foto::
::Piel de Foto: Revista de fotografía documental::
::Piel de Foto: Nuevas formas de financiación y distribución::

Entrevista a Javier Arcenillas.

Javier Arcenillas es uno de los fotógrafos más reconocidos a nivel nacional e internacional con trabajo siempre comprometido con una sociedad marginal.

Retrato de Javier Arcenillas

Javier Arcenillas

– ¿Cómo llegaste al mundo de la fotografía? ¿qué o quién te impulsó a ser fotógrafo?

Vengo del mundo del cine, primero hice un curso de vídeo, tendría unos 14 años, me alucinó ver cómo era el mundo de la televisión. Luego conseguí una beca para entrar en la escuela de cine de Madrid, fui con mucha ilusión, aprendí mucho pero me di cuenta que necesitabas mucha gente para poder trabajar, es un trabajo colectivo, además, en esa época necesitabas mucho dinero para poder desarrollar un proyecto, así que lo abandoné. Entré en la escuela de fotografía de Alcobendas, con Fernando Herráez, a partir de aquí descubrí que siendo fotógrafo sí me podía permitir hacer lo que quisiera yo solo. Entonces, empecé a dedicarme más a la fotografía. Con 19 años quería estudiar periodismo, finalmente decidí variar mi camino y estudiar algo que me sirviese para contar historias, por lo que decidí hacer psicología, aunque nunca dejé de formarme cómo fotógrafo. Con 18 años ya empezaba a hacer trabajos de fotógrafo, como ruedas de prensa, calendarios, el dinero que sacaba lo invertía en ampliar mi equipo fotográfico. Cuando terminé la carrera me volqué en la fotografía, empecé trabajando para diarios de provincia, periódicos locales, ganaba muy poco…

– Cuando decides desarrollar un proyecto, ¿qué te impulsa a hacerlo?

Mi trabajo es un trabajo tedioso, soy foto-documentalista, no foto-periodista, por lo que todos mis proyectos son bastante espaciados en el tiempo. Hago uno o dos trabajos al año. El proceso fotográfico suele durar un mes, y el resto del año pienso en los temas que quiero desarrollar. Veo reportajes, a veces copio las ideas de los que quiero hacer, otros son iniciativa mía.

Huaxin

Citizens of despair

– Tu último trabajo es acerca de los sicarios en Guatemala, ¿cómo lograste introducirte en una banda tan cerrada?

Al principio no buscaba hacer un tema sobre la violencia, pero este verano me fui de viaje a Guatemala porque quería hacer un trabajo sobre el negocio de la muerte, a pesar de ser un algo tétrico quería que a la vez fuese divertido. Entonces me iba encontrando homicidios producidos por nota roja, que era gente muerta por acción violenta, me fue llamando la atención. Durante esa época, estaba en casa de foto-periodistas y me ofrecieron durante un mes hacer para ellos ese tipo de información. Así que, empecé a hacer nota roja para el Periódico de Guatemala, gracias a ello me ofrecieron alojamiento, tenía mi fixer (guía), ellos me ayudaban y yo les ofrecía mi trabajo. Hasta que medí cuenta que haciendo nota roja no llegaba a ningún punto, porque lo único que hacía era información de sucesos, no podía evolucionar con eso.Entonces yo quería conocer a las personas que cometían esos sucesos, empecé a indagar acerca de los sicarios en Guatemala. Gracias a uno de los guías que yo tenía, conseguí quedar con unos sicarios que él conocía. Fue muy arriesgado porque ni el propio guía se fiaba de ellos, les pude explicar que era lo que yo trataba de contar, quería que me contasen como habían llegado a esa situación, por qué mataban, entonces descubrí que ellos tenían la necesidad de contarme sus vidas, de esta forma conseguí quedar de nuevo para poder hacerles fotos, grabarles en vídeo y hacerles una entrevista.

Hablé con ellos todo lo que pude, hasta que se aburrieron de contarme sus historias.

– ¿pasaste miedo?

Claro que pasé miedo, no es nada agradable que un chaval de 16 años tenga una pistola en la mano y esté jugando con ella a lado tuyo. Iba siempre con chaleco antibalas, pero era absurdo porque de un tiro en la cabeza no lo te salva nadie. Lo que hacía era ir siempre con mi guía porque era mi contacto, entonces él me guiaba, él veía como se desarrollaba la cita y decidía si era hora de irse o no, por seguridad. Es mejor irse antes con un buen sabor de boca que irse un poco más tarde y que se cansen de ti.

Nunca me trataron mal, me sentí siempre a gusto, pero hay que tener en cuenta que son personas muy peligrosas.

– Has desarrollado ya varios trabajos en América Latina: sicarios, Ciudad esperanza ¿qué te une con América Latina?

Me gusta mucho América Latina, quizá por los lazos de unión que tiene con la cultura española, lo españoles tenemos mucho en común con los colombianos, cubanos, guatemaltecos. Nos unen motivos de religión, culturales, pasionales, viscerales, de lenguaje. Todo esto se nota cuando viajas a estos países. Aparte de eso, es un territorio para explotar fotográficamente muy grande, es una mina inagotable. Y su gente es muy hospitalaria, me siento muy a gusto allí.

– en muchas de tus fotografías salen niños, ¿por qué? ¿qué te transmiten ellos que no lo haga un adulto?

Cuando haces documentalismo, tienes que cubrir unas informaciones que no son agradables, el objetivo de mi trabajo tiene que tener un punto de denuncia, un punto de sátira, entonces el reflejar a los niños en mi trabajo siempre es muy duro. Una persona adulta sin dignidad es duro, pero ver a un niño pasando hambre es lamentable, se te parte el corazón. Es normal que muchos foto-periodistas desarrollen su trabajo hacia los más pequeños. Pero no es el eje principal de mi trabajo, es un recurso que utilizo, pero me dedico exclusivamente a ellos. Aunque es un tema que estaría muy bien explorarlo más.

Fotografía Jisu Ashram de Javier Arcenillas

Jisu Ashram

– En tu opinión, ¿Cuáles son las condiciones necesarias para llegar a ser un fotógrafo?¿qué cualidades tiene que tener?

Una alta preparación intelectual, social, física y mental.
La intelectual porque un fotógrafo tiene que ser una persona cultivada, una persona con grandes dotes diplomáticas, culturales, geográficas, literarias, económicas, sociales, en fin, un compendio de estudios, que en realidad lo que hacen es formar la idea de un fotógrafo. Los fotógrafos somos periodistas, escritores, narradores, testigos, somos muchas cosas. De la manera mental, dependiendo de a lo que te vayas a dedicar, si es al fotoperiodismo tienes que estar mentalmente muy preparado para lo que es el fracaso, la derrota, la humillación, las agresiones, la vergüenza… al final el éxito y todo lo demás es una parte tan mínima dentro de nuestra profesión que no lo vemos. En la parte social, tenemos que ser relaciones públicas para establecer relaciones con las personas con las que hablamos, si te dedicas al mundo del fotodocumentalismo o fotoperiodismo, tienes que saber relacionarte con las personas porque gran parte de tu trabajo se desarrolla con ellas.

Un fotógrafo tiene que ser un tipo muy liberal, muy extrovertido, no he conocido en mi vida a un fotógrafo racista o machista, es imposible, porque los fotógrafos se tienen que mezclar con este tipo de cosas para poder hacer bien su trabajo.

– Tus trabajos están basados en la denuncia social, ¿crees que este tipo de reportajes, ayuda a que recapacitemos acerca de lo que sucede fuera de nuestras fronteras?

No, es muy difícil, no nos ilusionemos con leyendas de que podemos cambiar el mundo, nosotros estamos aquí para contar lo que sucede. A veces, ocurre que nuestras imágenes pueden volverse iconos de un suceso clave, hoy día hay miles y miles de fotógrafos, profesionales o no, por lo que ésa imagen icónica puede salir de cualquier cámara y de una manera involuntaria.

– Aunque por otro lado, es muy difícil publicarlos en revistas, dominicales… ¿de qué forma llegas al público?

El futuro no es publicar en prensa, el fotógrafo actual tiene que recapacitar sobre cuál es su trabajo y adonde va destinado, es decir, a mi no me compensa publicar en un diario con un pensamiento conservador, no puedo promulgar una ética, cuando ése mismo medio está ejerciendo un periodismo que no es afín a esta ética. Los periódicos de ahora no pagan lo que vale un reportaje, no les es rentable. Ahora hay muchas maneras de publicar, puedes publicar en website, en medios electrónicos, puedes editar un libro, hacer una exposición. Los fotógrafos del futuro tienen que asociar su producto a algo concreto y venderlo a partir de ahí.

Los grandes fotógrafos siguen publicando, esto seguirá así hasta que el medio impreso termine, que terminará. Y los nuevos fotógrafos están haciendo cosas diferentes, hay buscar nuevas plataformas, multimedia, internet, etc.

Fotografía Citizens of Despair de Javier Arcenillas

Citicens of Despair 03

– ¿qué foto te gustaría hacer, que aún no hayas realizado o a quién te gustaría fotografiar?

Mi relación con la fotografía tiene más que ver con la narrativa que con el arte, yo no me muevo por una pieza concreta, sino por historias. Entonces si lo que me preguntas es ¿qué historias te gustaría contar? La respuesta es muchas, además historias que ya se han contado, pero poder hacerlo desde mi punto de vista, cada persona tiene una sensibilidad hacia cosas concretas.

Cada año me vienen ideas nuevas. Éste año estoy con el tema de la violencia, pero a lo mejor el año que viene estoy con otro. Lo que pretendo es ilusionarme con cada proyecto.

– ¿qué reportaje de los que has realizado valoras más a nivel personal? ¿cuál tienes especial cariño?

Mi trabajo preferido es éste último de los sicarios, ha sido mi trabajo bomba. Nunca pensé que pudiera hacer un trabajo que ralle la comprensión fotográfica narrativa. Tengo trabajos muy buenos pero cortos en unas cosas, muy buenos en estética quizá más flojos en contenido. Y éste último es un chapó personal muy grande, narrativamente es perfecto, la historia es muy actual, mi compromiso con el trabajo ha sido muy grande, su dificultad ha sido extrema, el riesgo muy alto, y por último, la satisfacción personal ha sido muy grande, me he encontrado con un trabajo cum laude para mí, no sólo por los créditos que estoy recibiendo del mismo sino por la propia satisfacción de haberlo realizado. Además, es una primera parte de una historia a tres bandas, y voy a continuarlo. Ahora quiero trabajar sobre las víctimas y luego sobre las migraciones, porque toda ésa violencia en América Latina es un producto a tres: sicarios, víctimas y migraciones.

Fotografía Sicarios de Javier Arcenillas

Sicarios

– Después de todos los premios que has ganado hasta ahora (Fotopress, Médicos del mundo, Unicef, Sony World… ) ¿qué te queda? ¿cuál se te resiste?

Para mí los premios son un medio para un fin, es decir, lo premios son para poder seguir trabajando, ya no me hace ilusión ganar un premio, aunque lo agradezco infinitamente, lo que me hace ilusión es poder financiar mi trabajo. Sé muy bien el trabajo que hago, por lo que un premio no me va a determinar si un trabajo es bueno o malo, me va a ayudar a financiarlo y a difundirlo. Ahora estoy en la etapa, en la que ya no me presento a los premios, ahora me presentan, esto me motiva mucho más, el que alguien piense que yo soy merecedor de ese premio y presentar mi trabajo, me honra.

Para mí el mejor premio es seguir trabajando con ilusión y no perderla nunca.

Huaxin

Enlaces relacionados:

::Descarga Entrevista a Javier Arcenillas (parte 1) en pdf::

::Descarga Entrevista a Javier Arcenillas (parte 2) en pdf::

::Obama a través del objetivo en Javiervallas.es::

::Descarga artículo Obama a través del objetivo en pdf::

::Artículos sobre fotografía: Revista TR Introducción en javiervallas.es::

::Descarga LaLumiere Artículo de Introducción en pdf::

Náufragos de Hichtcock y la moral del fotógrafo.

El otro día estaba viendo la película “Náufragos de Hichtcock”, y nada más empezar la película me encontré con una escena que me llevó a una reflexión.En la escena se puede ver como una fotógrafa toma fotografías con la intención de hacerse famosa y rica con las instantáneas de las escenas del naufragio, y a un hombre visiblemente disgustado con ella, por la actitud que estaba teniendo ante el desastre del naufragio. Sólo preocupada por la fama y la gloria.

Y el dilema es .. ¿de qué parte estoy, con la fotógrafa o con el hombre? De primeras me posicioné claramente con el hombre, dado que la actitud de la mujer me parecía pretenciosa y demasiado egocéntrica. Pero poco después me pregunté ¿qué hubiera pasado si Robert Capa no hubiera fotografiado el desembarco de Normandía? Aunque lo hiciera (no por culpa suya) ligeramente desenfocado, es el único testimonio de ese episodio de la historia. Y por tanto, ¿es importante la actitud o la moral del fotógrafo ante este tipo de hechos, mientras tengamos las fotografías que atestigüen un hecho relevante de nuestra historia?

Reportaje sobre el fotoperiodista Pete Souza. Fotógrafo personal de Obama

Artículo de Cristina Pérez de LaLumiere.es

Hace poco tuve la oportunidad de ver en La2 a través de Documentos TV, un maravilloso documental llamado “Obama a través del objetivo”, producido por National Geographic.

El reportaje habla del fotoperiodista Pete Souza, actual jefe del departamento de fotografía de la Casa Blanca y fotógrafo personal de Obama. He de decir que fue un reportaje maravilloso, muy recomendable para los amantes del fotoperiodismo. Durante 50 minutos aproximadamente, tuve la oportunidad de observar la manera de trabajar de este gran fotógrafo, que tiene la habilidad de captar a través de su cámara y por supuesto gracias a su mirada, fotografías muy íntimas de Obama, y cuando digo íntimas, me refiero a que nos ofrece una imagen muy cercana del Presidente de EEUU. Siempre busca ese gesto para que la foto sea diferente, nos hace estar más cerca de él, nos transmite confianza, simpatía.

LaLumiere - Fotografía donde se ve a Barack Obama con su hija realizada Por Pete Souza

Fotografía de Pete Souza

Accesibilidad y confianza son los ejes fundamentales del trabajo de Pete Souza. Sin estas concesiones sería imposible captar esos instantes únicos. Algo que muy pocos, fuera de la Casa Blanca podrían presenciar.

Quizás por eso, se sienta el fotógrafo más afortunado del mundo. Quizás por eso, cuando la gente le pregunta, cuál es su foto predilecta, siempre da la misma respuesta: la que haré mañana.

Pete Souza se graduó cum laude en Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Boston y también es master en periodismo y comunicación social por la universidad estatal de Kansas. Trabajó en la Casa Blanca con Reagen entre junio de 1983 y 1989, y ha sido fotógrafo freelance para National Geographic y Chicago Tribune, además de ser profesor de fotoperiodismo de la Escuela de Comunicación de la Universidad de Ohio.

LaLumiere - Fotografía donde se ve a Barack Obama jugando a los bolos

Fotografía de Pete Souza

En 2008 publicó el libro “El ascenso de Barack Obama”, con fotos exclusivas de la campaña electoral, en la que finalmente Obama se proclamó PresidenteEEUU.Os invito a ver su página web y disfrutar del trabajo de este fotógrafo.

Enlaces relacionados:

::La Lumiere Web::

::Descarga artículo Obama a través del objetivo::

::Descarga LaLumiere Artículo de Introducción::

Artículos fotográficos de La Lumiere

Cristina Pérez, fotógrafa que gestiona La Lumiere, ha empezado a colaborar con la revista TR (Tu Revista) que se distribuye por la zona noroeste de Madrid. Dado el interés del que escribe por la fotografía, le hemos pedido publicar sus artículos fotográficos en este blog, por lo que cada mes tendremos una cita con la fotografía que espero os resulte interesante.

Introducción de los artículos fotográficos de La Lumiere

Ha querido introducir su serie de artículos con esta frase:

Uno pasa a ser fotógrafo cuando la cámara se convierte en extensión de uno mismo

, Carl Mydans

LaLumiere - Fotografía de Cristina Pérez realizada en la India, introducción artículos fotográficos en javiervallas.es

Fotografía de Cristina Pérez

Cristina, ¿qué puedes decir acerca de la fotografía?

Es mi profesión y me siento muy afortunada de poder dedicarme a ello; me siento feliz con mi trabajo ya que es mi forma de expresarme y de interpretar la realidad diaria. Ser fotógrafo es, además de una profesión, un modo de vivir, siempre eres fotógrafo, incluso en tus días libres, la fotografía es una forma de mirar, por lo que nunca descansamos.
Muchas de las cosas que leo o escucho y que no me dejan indiferente, de alguna forma, inconscientemente piensas de qué forma las puedes expresar a través de imágenes, interpretas esa historia que has escuchado, quieres formar parte de ella, esta inquietud por conocer, por expresarnos, es la que nos mueve a ser fotógrafos.

Hay una frase maravillosa de Carl Mydans:

“Uno se convierte en fotógrafo cuando ha superado las preocupaciones del aprendizaje y en sus manos la cámara se convierte en una extensión de uno mismo. Entonces comienza la creatividad.”

“Cuando eres fotógrafo no sirve con tirar fotos”, esta frase creo que define bastante bien el momento en el que pasamos de tirar fotos a ser fotógrafos, para poder conseguir eso tenemos que haber superado la técnica, y aprender a mirar, a observar nuestro alrededor, esto es fundamental ya que antes de disparar, siempre tenemos que pensar ¿qué quiero fotografiar?, no sirve con tirar fotos y ya.

En la fotografía sólo disponemos de un instante, por eso siempre estamos observando y nuestros ojos, nuestras manos y nuestra mente deben estar alerta para aprovecharlo.

Gracias a estas páginas os hablaré de fotografía, me gustaría poder transmitiros en esta sección sobre artículos fotográficos esta forma de vida a través de entrevistas a fotógrafos, comentarios de exposiciones, y haremos un repaso por la historia de la fotografía analizando grandes fotógrafos.

Enlaces relacionados:

::La Lumiere Web::
::Descarga del artículo en formato PDF::

Un acercamiento al Fotoperiodismo

Sin lugar a dudas una de las disciplinas de la fotografía que más me impacta es el fotoperiodismo, ya que este tipo de fotografía mantiene por encima de todo una vinculación y un compromiso con la realidad que otras disciplinas no tienen.

Ayer pude ver un documental que me impacto mucho y creo que tienes que ser consciente de lo que vas a ver, para que no te afecte demasiado; se trata del documental War Photographer, un desgarrador testimonio de las experiencias como fotógrafo de guerra de james Nachwey en su búsqueda por tomar la mejor foto que retrate la realidad de la guerra, la pobreza….
… es realmente impactante.

Este es un fragmento del documental:

El documental ha sido premiado en muchos festivales, incluso nominado a los Oscar 2002.

“War Photographer” nos muestra la profesión del fotógrafo norteamericano James Nachwey, sus motivaciones, sus miedos y la rutina diaria de un reportero de guerra.

“Cada minuto que estaba allí quería huir. No quería ver esto. Cortaría y saldría corriendo o sería capaz de asumir la responsabilidad de estar ahí con la cámara” James Nachtwey.

Si os interesa el tema también podéis ver el video online de las experiencias de otro fotoperiodista llamado Jim Lo Scalzo, donde muestras las experiencias de 17 años de reportero cubriendo todo tipo de reportajes.

El video se basa en el libro que ha publicado el autor llamado “Evidence of My Existence

Podéis verlo a mejor resolución en MediaStorm y más datos sobre el libro y el video.