Panteón romano y su luz mágica

Revisando mi archivo fotográfico he visto esta imagen tomada en un viaje a la ciudad de Roma de uno de los edificios que más me ha sorprendido de los que he visto hasta ahora. La imagen fue tomada al anochecer en el exterior del edificio.

Una imagen para esta construcción única

Se trata del Panteón romano o Panteón de Agripa erigido por Agripa en el 27aC y reconstruido completamente por Adriano entre los años 118 y 125 d. C. Si no podéis acercaros a verlo en persona os recomiendo al menos un vistazo a través de la visita virtual del Panteón de Roma para tener una idea de la maravilla de la que hablo.

Algunos detalles de la construcción

Dado que ya existen muchos blogs de historia que explican esta época mucho mejor de lo que pueda hacerlo yo, no voy a entrar en detalles pero tengo que decir que me impresionó mucho ver esta construcción. La cúpula del edificio es espectacular y la luz que penetra a través del oculus (ventana circular que corona la cúpula) parece mágica y su increíble estado de conservación (es la construcción mejor conservada de la Antigua Roma) te transporta rápidamente a la época de los gladiadores y emperadores. A principios del siglo VII el edificio fue donado al Papa Bonifacio IV y éste lo transformó en una iglesia, por lo que en la actualidad presenta un perfecto estado de conservación.

Imagen del Panteón romano o Panteón de Agripa en un día de lluvia

Por la noche, con el movimiento de la gente y la iluminación del edificio también parece adquirir el espacio un inquietante toque entre mágico y romántico que es el que intenté plasmar de alguna forma en la fotografía.

Aquí podéis visualizar un pequeño documental sobre el Panteón Romano

Dos citas extraídas de la Wikipedia sobre el Panteón romano:

«Diseño angélico y no humano» Miguel Ángel
«El más bello recuerdo de la antigüedad romana es sin lugar a dudas el Panteón. Este templo ha sufrido tan poco, que aparenta estar igual que en la época de los romanos.»
Stendhal.

Calendario azteca. El verano llega a Madrid.

A pesar de que la fuerza del sol ya empezó a hacerse notar hace tiempo en Madrid, oficialmente no comenzó el verano hasta el 21 de junio. Este simple hecho me incitó a investigar un poco y preguntarme, ¿cómo se representa este cambio de estación del año en el calendario azteca? Como podéis comprobar mi curiosidad no tiene límites…

El calendario azteca y el reflejo en las cristaleras de la Puerta del Sol

En el calendario azteca …

En el calendario azteca este hecho está relacionado con el símbolo representado por la serpiente, coatl, que significa el inicio del verano, de la abundancia del agua, del desarrollo de los cultivos y de toda especie animal. En el verano del Altiplano abundan las víboras de agua (color verde); las serpientes cambian de piel para adecuarse al color de la vegetación del verano.

800px-File-Monolito_de_la_Piedra_del_Sol_(centro)

Dentro de éste monolito están descritos los movimientos de los astros y algunos ciclos en donde los meses duraban veinte días, los años dieciocho meses y los siglos 52 años, los cuales se renovaban.

Y en Madrid …

En Madrid, de abundancia de agua nada de nada, y de abundancia de víboras de agua creo que tampoco, pero sí que coincide en que los días se alargan y las noches se acortan. Algo que los que vivimos en España estamos esperando con muchas ganas.